[fsn_row][fsn_column width=”12″][fsn_text]

En tiempos de crisis se agudiza la imaginación. Esto es lo que está sucediendo con aquellos empresarios que han visto cómo sus comercios se iban a pique debido a la proliferación de tiendas online. ¿Y qué hacer ante esta situación? Convertir los locales vacíos en viviendas es una solución que cada vez cuenta con más adeptos, sobre todo en los alrededores del centro de las ciudades.

Con esta medida se consigue paliar la problemática de la falta de viviendas de alquiler que se están dando en muchas ciudades españolas, como es el caso de Málaga.

Los locales que se encuentran en calles que no son céntricas cuelgan cada vez con más frecuencia el cartel de “se alquila”, “se vende” o “se traspasa”. Y es que el gigante de Internet está aplastando, por sus muchas ventajas, a comercios de toda la vida, dejando esos espacios vacíos.

Las empresas que sobreviven se mantienen en las principales calles de la ciudad, quedando un reguero de locales vacíos en sus aledaños, los cuáles pueden generar muchos quebraderos de cabeza como los conflictos por impagos con la comunidad de vecinos o la insalubridad que se ocasiona en un inmueble vacío.

Convertir estos locales en una vivienda tipo loft es una de las mejores opciones para los propietarios. Entre las ventajas está la accesibilidad, ya que al ubicarse en una planta baja puede ser un aliciente para las personas mayores. Mientras que los jóvenes pueden encontrar entre sus atractivos el precio. Y es que, al contar con menos metros cuadrados que una vivienda al uso, su valor también será menor.

El cambio de uso de los locales en viviendas supone una oportunidad para el mercado inmobiliario. No obstante, hay que reconocer que esta trasformación no resulta fácil, ya que depende de la normativa del ayuntamiento de cada localidad y, por supuesto, tiene que estar sujeta siempre a la normativa, en cuestiones como la ventilación o la luz, entre otras.

Fuente: Libre Mercado

[/fsn_text][/fsn_column][/fsn_row]