No existe, que se recuerde, un antecedente tan asolador para la Hacienda Pública como la ‘Declaración de Granada’, aprobada el viernes con la firma de 35 catedráticos de Derecho Financiero en la que se recogen afirmaciones tales como que la Administración contempla a los contribuyentes como “súbditos”.

Además, los firmantes sostienen en el documento que el funcionamiento de Hacienda en España favorece la desigualdad tributaria, ya que no cumple el mandato que obliga a pagar según la capacidad económica de cada persona. Incluso va más allá al asegurar que “existen discriminaciones en la imposición directa por razón de la residencia de nuestro país”.

Por ello, se solicita que el Gobierno actúe de manera contundente para que se aplique la armonización y regulación de la Hacienda General, evitando un cantonalismo fiscal y evitando del declive de la seguridad jurídica.

Asimismo, entre los puntos más señalados de la ‘Declaración de Granada’ aparece la presunción de culpabilidad y se apunta que “parece haberse dado cálida acogida en las dependencias administrativas a la presunción de culpabilidad” y se añade que “se ha convertido al contribuyente en una especie de administrador vicario”, ya que le obliga a cumplir con unas obligaciones y deberes que deben ser propios de la Administración tributaria.

Por otra parte, se hace clara referencia al afán recaudatorio de Hacienda y se apunta que “se ha convertido en el único objetivo del comportamiento de los órganos tributarios con olvido de los derechos y las garantías individuales”.

Los firmantes también arremeten contra la idea de que las multinacionales y grandes corporaciones puedan eludir el control tributario por los recursos de los que disponen, en detrimento de la libertad de los ciudadanos.

Por otra parte, el documento elaborado por los catedráticos también tiene referencias hacia los pactos con los nacionalismos y señala que se ha llegado a la idea de que “en la vida pública todo se compra y se vende: los votos, los ingresos a favor de determinado sector o territorio, y la reforma fiscal del sistema estatal o de determinados sistemas autonómicos”.

Cabe destacar que entre los firmantes de dicha declaración están Álvaro Rodríguez Bereijo, expresidente del Tribunal Constitucional, y los catedráticos José María Martín Delgado, Juan Martín Queralt, José Manuel Tejerizo, Fernando Pérez-Royo o Matías Cortés, autor, hace 50 años, del primer manual de Derecho Tributario español.

Fuente: El Confidencial