[fsn_row][fsn_column width=”12″][fsn_text]

Hasta el 2 de julio está abierto el plazo para realizar la declaración de la Renta, un procedimiento que cada año genera nuevas dudas en los contribuyentes. Y el rescate del fondo de pensiones, un producto de ahorro que está en auge desde hace años, es una de las cuestiones que hay que contemplar si no quieres pagar más impuestos.

Los planes de pensiones deben incluirse en la casilla 001 referente a los rendimientos de trabajo junto a la pensión y tributará en la base imponible del IRPF. La suma de ambas ganancias cotizará entre un 19% y un 45% según el tramo corresponda aplicar.

El dinero de un plan de pensiones se considera un rendimiento del trabajo. Es importante calcular exhaustivamente cuánto se debe rescatar cada año del fondo de pensiones para no subir el tramo y de esta manera se evitará pagar más.

Por ello, para el contribuyente es vital conocer las diferentes modalidades que existen a la hora de rescatar el plan de pensiones.

Por una parte, se encuentra el rescate a capital, que contempla el cobro de todo lo que se ha ahorrado en un único pago y que no resulta recomendable, ya que supondrá una tributación muy alta y por tanto un mayor pago.

Mientras que otra modalidad de rescate es en forma de renta, lo que supone que cada mes se cobre una cuantía, dependiendo de las necesidades de cada particular y del montante ahorrado.

Fuente: Economía Digital

[/fsn_text][/fsn_column][/fsn_row]