Las leyes deben adaptarse a los tiempos y a las realidades. La inclusión de la mujer en la vida laboral hace necesaria la revisión de la legislación vigente. Por ello, el Tribunal Supremo acaba de aprobar el derecho a la acumulación en jornadas completas del permiso de lactancia.

Esta resolución, con fecha de 19 de abril de 2018, establece que el permiso por lactancia natural es un derecho necesario relativo, que debe traducirse en la posibilidad de poder ausentarse de un puesto de trabajo durante una hora. Este tiempo se verá incrementado proporcionalmente en el caso de tener más hijos en etapa lactante.

Según se explica en el fallo, “la negociación colectiva o el pacto individual pueden mejorar este derecho y/o fijar que la hora de ausencia de trabajo pueda ser sustituida por una reducción de jornada en media hora”.

Asimismo, la sentencia aclara que “también se puede establecer que el permiso sea acumulado en jornadas completas, al garantizarse también con ello la mejor protección y atención del recién nacido, que es lo que persigue la norma”.

Debe ser el Convenio Colectivo el que determine los términos y condiciones de las dos opciones que señala el fallo. Este cambio legislativo es el resultado de una serie de modificaciones y enmiendas que se pusieron en marcha en 2005.

Se da la circunstancia de que es la primera sentencia del Supremo dictada por un tribunal formado íntegramente por magistradas.

Fuente: El Economista