[fsn_row][fsn_column width=”12″][fsn_text]

La accesibilidad y adecuación de una vivienda es importante para cualquier persona, especialmente cuando existen problemas de movilidad originados por la edad o por una discapacidad. Sin embargo, la mayoría de los hogares no cumplen todos los principios de accesibilidad. Por ello, se ponen en marcha programas como el de Adecuación Funcional Básica de Viviendas, abierto desde el 11 de mayo hasta el próximo 10 de julio.

Este programa puesto en marcha por la Junta de Andalucía está dirigido a personas mayores de 65 años o personas que tengan reconocido al menos el 40% del grado de discapacidad y movilidad reducida, así como grandes dependientes que alcancen el grado III, y que necesiten adaptar su vivienda habitual a sus necesidades especiales.

Con estas ayudas se pueden subvencionar distintos tipos de reformas tales como la adaptación de la instalación de gas, la puesta en funcionamiento de la instalación eléctrica, la eliminación de barreras arquitectónicas, el ensanchamiento de una puerta, la adaptación de los baños para que sean accesibles, la colocación de pasamanos en pasillos o cualquier obra que contribuya a mejorar la calidad de vida del solicitante.

Las subvenciones tendrán una cuantía equivalente al 70% del coste total del presupuesto protegible, teniendo este presupuesto un límite máximo de 2.000 euros que se podrá incrementar por los gastos de asistencia técnica en 600 euros.

La solicitud puede presentarse telemáticamente con certificado electrónico, a través de la página web de la Consejería de Fomento y Vivienda, localizando el trámite: “solicitud de adecuación funcional básica de vivienda” o presencialmente en las Delegaciones Territoriales de Fomento y Vivienda, de la provincia donde se ubique la vivienda a adecuar. En el caso de que se haga en un registro distinto, se podrá remitir copia completa de dicha solicitud, a través del siguiente correo electrónico adecua.cfv@juntadeandalucia.es

Fuente: Junta de Andalucía

[/fsn_text][/fsn_column][/fsn_row]