En el proceso de adquisición de un inmueble intervienen factores psicológicos e intereses económicos, que hacen que no siempre la elección del mismo sea la más adecuada.

Desde el punto de vista psicológico intervienen emociones, intuiciones e impulsos, que pueden dar lugar a que el inmueble adquirido no se adecúe a las posibilidades del cliente o a las expectativas del mismo.

En el ámbito personal, intervienen el vendedor o promotor, el agente de la propiedad inmobiliaria, el banco o agente financiero, el notario, la administración de Hacienda vía impuestos y en determinados casos un abogado, teniendo todos intereses en la materialización de la operación, diferente, en todo caso, al interés del comprador.

En definitiva a corto o medio plazo, la inversión más importante de la vida de una persona, o una empresa,  puede convertirse en un problema como consecuencia de no haber analizado a fondo el proceso y la elección llevada a cabo.

Dada mi experiencia, y en base a los numerosos  problemas con que me he encontrado en el desarrollo de mi actividad profesional, he decidido impulsar desde Idea Gestión Asesores un nuevo proyecto, que garantice al potencial comprador un asesoramiento íntegro desde el inicio de la operación hasta la finalización de la misma; de modo que, el inmueble que adquiere, sea precisamente el que mejor se adapte a sus posibilidades y pretensiones evitando los inconvenientes que pueden presentarse si no se cuenta con el asesoramiento o la formación correcta.

Para ello, además de contar con el equipo habitual de Idea Gestión Asesores, hemos implementado un nuevo departamento destinado a este tipo de operaciones, que estoy seguro le será muy útil.